DIARIO DE UN TRIGLOBERO

miércoles, 28 de abril de 2010

La post-media

Quince minutos después de finalizar la carrera, me dirigí a la sala de fisios que tiene el estadio Chapín y alli dos preciosas fisios me quitaron las contracturas a base de masajear, romper fibras y poner hielo, vi las estrellas pero creo que fue providencial. La mañana del lunes cuando me levanté por poco me caigo del dolor en cuadriceps y gemelos, el grado de agujetas era tan grande que puedo decir que rozaba lo invalidante. Decidí ir a la oficina andando con la esperanza de calentar la musculatura, pero no sirvió para nada. Ibuprofeno y sesión de pileta de agua fria en el Spa fue el único alivio que conseguí. El martes 48 horas tras la prueba, las agujetas seguian al mismo nivel, imposibilitandome incluso bajar las escaleras de casa asi que acudí al gimnasio por la tarde a correr 20 minutos suaves en cinta y hacer estiramientos, creo que esto si fue mas adecuado es el llamado "descanso activo" y que facilita además la sobrecompensación.

El miércoles, los dolores casi han desaparecido y he aprovechado para tener sesión de gimnasio con algo de elíptica, fuerza (pectorales y triceps) 15 minutos de estiramientos y 40 largos de natación, suficiente para el tercer dia.

El jueves he intentado salir a correr a trote pero he tenido que parar al kilómetro y volver a casa, la rigidez de las piernas eran terribles, duras como piedras, he llamado al fisio y mañana tengo sesión de descarga

A por la Media Marathon











Me inscribí en la XVIII Media Marathon de Jerez como el que escucha llover, sin convicción de llegar incluso a presentarme en la linea de salida, y hasta 4 dias antes no decidí hacerla. Por culpa de la lesión que arrastraba de la fascia lata no habia podido correr desde hacia al menos 4 semanas, tan solo algo en la cinta. Aeróbicamente me encontraba fino gracias a la bicicleta y la natación y las piernas fuertes por la musculación pero sin entrenar la carrera a pie. Cinco dias antes de la prueba corrí 30 minutos en cinta para ver que tal y la verdad es que fue bien, ni una sola molestia. Un conocido del gimnasio y corredor aficionado fue el que me animó, - oye Antonio, yo de ti correría y en función de las sensaciones seguiría o me saldría de la prueba en el kilómetro que fuera - Llevaba razón, aqui nadie te obliga a terminar una prueba. La noche antes de la carrera estaba nervioso como si fuera a hacer un examen, con dudas sobre la propia distancia, 21 kms con 95 metros no es "pecata minuta" , como respondería mi cuerpo, ¿llegaré el último? ¿desfalleceré? y mil preguntas mas. Con esas me presenté a la carrera con la camiseta del grupo de corredores amigos de Daniel Bohórquez, me puse vaselina en el pecho para evitar problemas de rozamientos, me hidraté y listo para la salida.



Las primeras sensaciones fueron muy buenas, incluso me frené ya que quería ser precavido que la carrera es muy larga, los primeros 10 k los hice en 53 minutos ¡muy bien, un poquito por encima de mi ritmo del 10.000! y las pulsaciones oscilaban entre las 155 y 169 algo por encima de lo que me hubiera gustado pero con margen sobre mis pulsaciones máximas de 180. Mi hermano Alvaro me lo fui encontrando a lo largo del recorrido interesándose por mi estado y montándome un reportaje fotográfico. En el km 11 mas o menos vi a mi madre que habia acudido a animarme y en el 12 compartí carrera con un corredor de Sevilla hasta el km 16. Aproveché cada uno de los avituallamientos para hidratarme con agua y Gatorade que la organización ofrecía. En el km 17 empecé a notar ya la fatiga muscular y reduje la zancada pero no el ritmo y en el 18 hormigueo en las manos, síntoma de principio de deshidratación. Del 18 al 20 fueron los kms mas duros pero animaba el ver cerca el Estadio Chapín. A las puertas del estadio ya vi nuevamente a mi hermano a mi mujer Esther con mi niña Guadalupe.. parada, besito y a seguir corriendo para entrar en el Estadio. Entré en meta brazos en alto y con un tiempo oficial de 2 horas 3 minutos y 57 segundos. No pude ser sub-doshoras pero lo importante es que habia completado mi primera media marathon.
En este enlace a Garmin están todos los detalles de la carrera recogidos en el pulsómetro
Media Maraton Jerez 2010 by amariscal at Garmin Connect


Marathon btt de Rota




Vaya valor tuve de inscribirme en esta prueba para hacerla con Sergio en el tandem btt que tiene. La idea no me apetecia demasiado debido a que no era yo el que llevaría el control sino él. En un tandem el que va detrás (yo en este caso) tan solo pedalea, el que va adelante dirige y frena, y en este último punto mi cuñao es de los que no frena ni p'atras.

La semana anterior a la prueba me lesioné la fascia lata con la prensa en el gimnasio y lo rematé con la salida en la bici el fin de semana hasta Gibalbín, por esto me pegué toda la semana siguiente sin hacer nada de piernas en el gimnasio, ni correr ni bici ni máquinas ni ná de ná. Aún asi no las tenia todas conmigo y no sabia la respuesta que tendría de la pierna.

La noche anterior al evento cayeron chuzos de punta en Rota, asi que los carriles me imaginé que estarian de pena y la prueba de 80 kms se iba a poner mucho mas dura como asi sería. Me recogió Sergio en casa y desde alli para Rota con paradita en la Venta El Cepo para cargar de energía el cuerpo con un café y un mollete con jamón ibérico.

Llegamos a Rota sacamos el tandem y fui a por los dorsales. Probamos el tandem que yo no me montaba desde el verano y advertí a Sergio de que no me hiciera pasarlas putas en todos los sentidos: ritmo y giros. Se dió la salida "neutralizada" por el pueblo y lo pongo entre comillas porque el personal iba a 32 kms /h (la culpa la tenia el coche que abria paso) y entramos en los carriles. El recorrido discurria por terreno bastante llano con pequeñas lomas, una superficie perfecta para el tandem. Comenzamos a adelantar participantes uno tras otro hasta que a los 20 kms aproximadamente llegó el primer tramo embarrado, bajarse de la bici como todos los demas y a cargar la bici, esta operación se repetiria varias veces a lo largo de la carrera. Debido al barro tuvimos un inconveniente técnico: el plato no cambiaba, asi que tuvimos que disputar la prueba con plato grande y jugando con los piñones. Fueron algunos los pinchazos que vimos por el camino y gente "rajando" por culpa del barro bicicletas de mucha pasta rompiendo cambios.

Asi transcurrió la prueba, zonas buenas, zonas con barro, zonas impracticables que obligaban de desmontar y el cielo negro a punto de romper a llover. Finalmente en uno de los avituallamientos decidimos abandonar porque no nos apetecia nuevamente pasar por los tramos embarrados con la bici a cuesta. El resultado final fueron de 52 kms en las patas. Pertinente paso por el Elefante Azul a quitar barro a la bici y a nosotros mismos y para Jerez.

Escapada a la sierra: subida al Boyar



En los meses de enero, febrero y marzo, fueron continuas las salidas en bici de carretera siempre que el tiempo lo permitió, siendo siempre los recorridos los mismos, Jerez - Trebujena - Jerez, la vuelta de las moras ( Jerez - Guadalcacin - Nueva Jarilla - Estella del Marqués), Jerez - Arcos - Jerez, Jerez - Trebujena - Lebrija - El Cuervo - Jerez, asi sumando kilómetros en las piernas y ganando confianza en la bici, los recorridos desde 50 a 75 kms por salida.

La semana anterior a Semana Santa decidí intentar la subida al puerto del Boyar, Sergio se ofreció a acompañarme y a las 8 de la mañana estabamos montados en el coche camino de El Bosque, con parada en Mesa Jardín para tomar un buen desayuno. Llegamos a El Bosque sacamos las bicis y "p'arriba" el primer tramo hasta Benamahoma es en subida para luego bajar al pueblo, hasta aquí todo correcto, lo dificil viene a continuación en la primera curva de herradura a la salida del pueblo, aqui ya la cosa se pone fea y sin posibilidad de respiro. Tras llegar al área recreativa Sergio tira con mas fuerza y me quedo atras, ya no lo veré hasta la cumbre del puerto. Las pulsaciones las tuve todo el tiempo entre 160 y 170 en función de la dureza del perfil. Pocos coches nos cruzamos por el camino y ningún ciclista hasta arriba. Finalmente y ya con todo metido (plato pequeño y piñón grande) coroné el puerto en 1 hora y 14 minutos. Ahora para mi vendria lo mas dificil : bajar, le tenia pánico y no dejé que en ningún momento la bici fuera a mas de 35 km/h, llegué abajo con un dolor enorme en el antebrazo debido a la fuerza sobre los frenos.

Sergio hizo el siguiente comentario: - cuñao para subir puedes ir con un pelotón... pero para bajar... ¡vaya mojón que eres! - Bueno habrá que aprender a bajar rápido sin ir a tumba abierta

Año nuevo deporte nuevo: la natación


A comienzos de año y aprovechando que por el mismo precio el Spa Club Jerez ofrecia tambien el uso de la piscina, comencé a nadar tras la correspondiente sesión diaria de gimnasio. Los primeros dias nadando a estilo libre fueron mortales, al sexto largo no podia mas, los brazos me pesaban como piedras y creo que mi técnica necesitaba bastante depuración, no nadaba desde que tenia 10 - 11 años cuando entrenaba en el equipo de waterpolo del Club Nazaret.


Me propuse como objetivo nadar cada dia mas que el dia anterior a la vez que intentaba concentrarme en la técnica. Las lecciones de Mr. Smooth en Internet me ayudaron bastante. 24 largos, 30 largos, 35, 40, 50 hasta los 100 largos los dias que no hacia fuerza en el gimnasio. Mi técnica ha mejorado ya no jadeo en los descansos pero aún queda mucho trabajo para mejorar la velocidad.

A mediados de abril me llegó el traje de neopreno para las competiciones de tri, un Orca modelo S2 que compré en Wiggle.co.uk, las sensaciones probandolo en piscina han sido buenas, no he tenido problemas de roce y la flotabilidad y movilidad son fabulosas, estoy deseando probalo en aguas abiertas.

Manejando la "espada"

Sergio quedó en venir a casa a las 8 de la mañana de un frio dia de enero, ¡la leche es de noche! es lo que pensé, pero ahí llegó, puntual. Salimos de casa dirección carretera de Trebujena, era la primera vez en mi vida que me montaba en una "bici de carreras" iba haciendo equilibrios para no caerme, la posición del cuerpo, el grosor de las ruedas, la rigidez del cuadro, todo era extraño para mi, el sillín famoso de los 170 grs, pensé que aquello no era para mi. Sergio me pegaba voces: ¡Cuñao dale! a lo que yo respondia... ¡picha que me caigo! asi fuimos hasta la via de servicio de la autovia a Sanlucar. Llegado a ese punto, mi cuñado se marchó ya que tenia que dar una clase de Bike Control en el Spa a las 10 de la mañana. Me quedé solo y decidí tirar para casa completamente acojonado ya que la bici me llevaba a mi, que mal lo pasé.

La carrera a pié intenté retomarla el dia de Año Nuevo en la Barrosa pero tuve que dejarlo a los 15 minutos, otra vez las molestias en la rodilla derecha. Decido dejarlo para más adelante.

La bici de carretera


A principios de diciembre mi cuñado Sergio me dice: - Quillo, yo creo que con las piezas que tengo en casa podria montarte una bici de carretera, tan solo búscate un cuadro - Con estas indicaciones comencé a buscar un cuadro con las tres "bes" bueno, bonito y barato y di con un cuadro de carbono en Hong Kong a través de ebay, con muy buena pinta, 1 kg de peso de mi talla ( 51 ) y por tan solo 186 € portes incluidos y con un click la compré. El mencionado cuadro me llegó en menos de una semana para mi sorpresa, y tal como lo recibí, se lo llevé a Sergio. Ahora debia de buscar aquellos elementos que Sergio no tenía: La maneta izquierda Shimano 105 en Wiggle.co.uk la derecha Shimano Ultegra y en Ebay, el sillín, tija, desviador delantero, pedales, plato y frenos en la tienda de un amigo de mi cuñado y el resto, potencia, manillar, ruedas, horquilla eran de Sergio pero en perfecto estado, con esto la bici ya estaba montada a primeros de año, ya tan solo quedaba probarla...

martes, 27 de abril de 2010

Primer Duatlon y Triatlon Indoor

En diciembre participé en el Duatlon Pirata de Rota, la prueba constaba de un recorrido a pié de 5 kms, uno en BTT de unos 20 kms y finalizaba con 2 kms mas de carrera a pié. Bastante ilusionado afronté la prueba pero sin muchas garantias basicamente porque aún tenia jodida la pierna derecha con el problema de la cintilla. Corrí el primer sector sin mayores dificultades pero llegando de los últimos, el sector BTT comenzó muy bien hasta que... a los 12 kms me fui al suelo debido a dos factores: uno llevaba ruedas de carretera y segundo la presión era de .. ¡8 bares! se me olvidó vaciar un poco las ruedas antes de empezar la prueba y la consecuencia fue que al tropezar con una piedra no muy grande , la rueda en vez de absorber el impacto lo que hizo fué rebotar con fuerza perdiendo el equilibrio. El tortazo fue de campeonato y caí de boca sufriendo un fuerte golpe en la barbilla (pensé que me la habia roto) hombro y cadera. Un participante que me seguia paró a ayudarme y me dijo que el cambio estaba roto lo que suponía el fin de la carrera. No presté mucha atención porque estaba "grogui" del fuerte golpe (fisuré el casco) y comencé a empujar la bici hacia el camino de vuelta. A los pocos metros observé que el cambio no estaba roto sino que tan solo estaba la cadena fuera, conseguí ponerla y pude continuar la carrera hasta la siguiente y última transición, corrí los últimos kilómetros y finalicé la prueba completamente magullado.

Una semana mas tarde tuvo lugar el Triatlon Indoor del Spa Club Jerez organizado por mi cuñado. Sin una participación amplia creo que no fuimos mas de 10, pude quedar 4º siendo el sector de natación la que me costó mas.

En el dique seco.

Noviembre y diciembre los pasé en el dique seco sin poder correr y sin parar de pensar en el motivo y la posible solución que pasó por una visita a un podólogo en el Puerto de Santa María y la firme decisión de no retomar el running hasta que no hubiera desaparecido la lesión. En noviembre me hice unas plantillas especiales para mi pisada que no me han servido de mucho como ya explicaré. La carrera de la Fruta me fue imposible correrla y eso que tenia muchas ganas, pero habia que curarse, estaba aprendiendo a contenerme.

Fogueando: carreras populares


A mi debut con la carrera Rotaria de Cádiz, siguieron durante el mes de octubre la Carrera Nocturna pro Alzehimer de San Fernando de 8 kms (en la foto con camiseta roja y número 6), mi primer 10k con el Cross Urbano de Rota y la I Carrera Garvey en Jerez también 10k que fue la última que corrí en el 2009 ya que una nueva lesión se estaba cociendo: la cintilla isotibial o tensor de la fascia lata. En todas estas carreras fui mejorando mis tiempos con pasos por km de 6,20 min. que hice en Cádiz hasta los 5,23 de la carrera de Garvey, la mejoría era evidente y estaba entrenando la carrera muy a menudo con recorridos de una hora por Jerez pero el dichoso Síndrome de la Cintilla me paró en seco. No podia correr mas de 10 minutos sin que empezaran los dolores imposibilitantes

La primera carrera. Cádiz .

La carrera Rotaria de Cádiz en septiembre, fue la primera carrera en la que decidí participar. Era una carrera por la playa de la Victoria desde el Hotel Meliá la Caleta hasta el Ventorrillo el Chato y volver, unos 7,4 kms que corrí en compañia de mi hermano Alvaro ex-triatleta y deportista nato. Mi unico objetivo era acabarla y no ser el último. La carrera fue para mi super dura posiblemente por mi falta de preparación en estas lides. Yendo dirección San Fernando pasé un calor de narices con el sol de cara, pero la vuelta fue fresquita gracias al viento de poniente. Me sentí atleta y flipé cuando recibí mi camiseta y bolsa por haber participado ¡Quién lo hubiera imaginado! ni yo mismo. Ya estaba pensando donde correria la próxima carrera.

La Campiña en BTT

Dicho y hecho, llego a Jerez y encargo una BTT en una tienda de un amigo de mi cuñado: Francis Bikes, concretamente una Specialized Sport, la BTT mas vendida del mundo según me informó Francis y con la mejor relación calidad precio. Para mi mas que suficiente.

Mi primera salida fue con unos amigos de mi cuñado Lole y salimos por la via de servicio de la autovia a Sevilla hasta el cruce del aeropuerto y desde ahí carrileando hasta volver a Jerez, no creo que fueran mas de 20 kms pero sirvieron para comprobar que mi habilidad en terrenos fuera de asfalto era mínima. Después de esta experiencia de rodar por la campiña jerezana ideé una ruta que transcurria desde Guadabajaque a la subida de la Cuesta del Chorizo pasaba por Ochavico viña de mi buen amigo Carlos, llegaba hasta el Penal del Puerto, concretamente hasta la Venta el Cepo, desde ahí cruzaba la carretera de Rota hasta las Tablillas viña de mi amigo Alfonso, desde ahí cruzaba Pineda y salia a la via de servicio de la carretera de Sanlucar, las Tablas, Barriada Polila, subida a Vistahermosa, bajada a la carretera del Calvario y finalmente a casa, un recorrido de unos 40 kms que fui modificando incluyendo subida al AquaSherry, Las Beatillas, Casino Bahia de Cádiz, lagunas de Terry y nuevamente el Penal del Puerto.

Al principio subir la cuesta de Chorizo me costaba sudor y sangre pero con el tiempo se hizo muchisimo mas fácil. Con este planteamiento de ciclista BTT pasé el mes de agosto y septiembre saliendo casi a diario todas las tardes.

Llegó el verano. Descubro la bici de montaña

LLega el verano y nos trasladamos el mes de julio a la casa de la Barrosa en Chiclana de la Frontera. Sin poder acudir al gimnasio intento volcarme con el running, pero como he comentado la periostitis me tenia aburrido y como reseñable tan solo un dia corriendo desde casa hasta Sancti Petri y volver, una hora sobre un recorrido de unos 9 kms. Algo habia que hacer y está claro que el running era casi prohibitivo como estaba. Mi cuñado Sergio guarda en un cuartito de la casa varias bicicletas: una de carretera que fue su primera bici "en serio" un tandem Mountain Bike de la marca Cannondale y una BTT Orbea, me decido coger la BTT y mi primera toma de contacto desde años sin montarme en bici fue de ... casi me la pego, hasta Esther mi mujer pasó miedo cuando me vió montarme con una inseguridad absoluta. Pero esto es lo que hay, si quiero avanzar en mi condición física necesitaba un ejercicio aeróbico y la bici era el remedio que estaba buscando, comencé a salir desde casa hasta Cabo Roche un recorrido de unos 60 minutos ida y vuelta, y que seguí ampliando hasta Conil y el Palmar. Cada vez con mayor confianza en la bicicleta decidí que cuando llegara a Jerez me compraria una.

Corriendo en Chapín. Primeras lesiones

A finales de mayo comprobando mi evoluciónen la cinta de correr, decido saltar a la calle para probarme al aire libre y decido elegir la pradera hípica de Chapín que con una cuerda de unos 900 metros de hierba es posiblemente la mejor superficie para entrenar en Jerez y además con el añadido de la gran cantidad de gente que acude de forma diaria tanto a correr como Filípides como a jugar al fútbol, practicar kárate, rugby incluso a ensayar bandas de música, de lo mas variado para correr entretenido. Corriendo habia gente de lo mas variado pero para mi lo mas sorprendente eran los grupitos de cincuentones que me pasaban hablando sin entrecortar la voz mientras yo iba con la lengua fuera.

Empiezo a correr no más de 30 minutos que fui ampliando a 40 hasta que apareció la primera de una ristra de lesiones que me perseguiran durante meses. Me estrené con periostitis, inflamación del Periostio que es una membrana fibrovascular que rodea la tibia y que te incapacita para correr por el dolor que produce. Creo que la periostitis fue debido a una suma de circunstacias, demasiado peso + corredor novato + sobreentrenamiento. La lesión me incapacitaba para correr mas allá de dos dias a la semana, era desesperante, mi capacidad aeróbica mejoraba pero mis piernas no iban a la par. ¡Vaya leche!

Ejercicio cardiovascular por un tubo

El gimnasio de mi cuñao es de lo mas moderno, cada uno de los usuarios disponemos de una tarjeta con microchip que tiene cargado el programa de entrenamiento personalizado, llegas te colocas el pulsómetro, introduces la tarjeta en el ordenador y el aparatito te dice el "menú" del dia. 1º Elíptica, 2º cinta de correr, 3º bicicleta, 4º subir escaleras ... en función del nivel de cada uno el sistema otorga unos niveles mínimos y máximos de pulsaciones dentro de los cuales se debe trabajar, si los superas, la máquina regula la intensidad (velocidad, fuerza) para que vuelvas a los niveles adecuados, esto garantiza que no te pegues un buen susto con un entrenamiento mas fuerte de lo debido con las consecuencias que pudiera acarrear.

Pues en esas me vi durante 2 meses y medio concretamente desde mediados de marzo de 2009 hasta finales de mayo de ese mismo año. La evolución era cada vez mas evidente y sobre todo en la cinta de correr donde ya al menos aguantaba 20 minutos con esfuerzo pero llegaba a completar el entrenamiento. En estos dos meses conseguí bajar de los 91,5 kgs a aproximadamente 87 sin esmerarme en la alimentación, pero aún habia dias que tomaba Enalapril para tener la tensión a raya, no me faltaba la pastillita ni en casa ni en mi mesa de despacho.

Me llevé algunos chascos cuando creyendo que mi mejoria de la condición física estaba ya en números positivos, llegaba a casa me tomaba la tensión y ¡toma! otra vez la mínima en 9 o 10,
desesperante y eso que ya habia eliminado el café, las comidas picantes y cualquier otra cosa que pudiera darme algunos sustos con la dichosa tensión.

En el gimnasio de mi cuñao

Dicho y hecho, esa misma tarde me apunté al gimnasio que lleva mi cuñao Sergio en el Spa Club Jerez, triatleta de pro, incansable y jartible del deporte hasta el aburrimiento. Sergio flipaba pero ahí estaba el tio. El test deportivo que realicé fue lamentable, tensión alta, sobrepeso 91,5 kgs y con solo 3 minutos en la cinta, las "asaduras" se me salian por la boca. A la par me hice una prueba de esfuerzo deportivo que descartara cualquier posibilidad de problema cardiovascular, resultado; ningún problema para practicar deporte de forma moderada y asi empecé, me tomé como una obligación diaria tras salir de la oficina acudir puntualmente a las siete de la tarde al gimnasio del Spa de lunes a jueves, los viernes tarde los dedicaría a Antoñito mi hijo pequeño y a mi mujer.

lunes, 26 de abril de 2010

Los antecedentes... ¡Antonio, tienes la tensión alta!

Tras un año desde que comencé a hacer deporte, he decidido escribir este blog con la intención por un lado de recordar personalmente mi evolución y de otra parte para que cualquiera que como yo esté empezando a practicar natación, ciclismo y running pueda quizá verse reflejado en mi propia experiencia. Confio en ser lo suficientemente explicito en mis observaciones como divertido en la forma.

Pues con el título de este post empezó todo, una mañana de marzo del 2008 desayunando en la Tertulia, bar de mi amigo Pedro Incierte donde nos enfrentábamos a la "tostá" con zurrapa de lomo todos los dias... llevaba ya varios dias con dolor de cabeza, y un amigo médico que acostumbra a desayunar con nosotros me sugirió que me tomara la tensión y para mi sorpresa tras acudir a la farmacia de enfrente... 14 - 10 ¡vaya tela! la verdad es que no me sorprendió demasiado como a continuación contaré. Mi primera ocurrencia fue llamar a un primo mio médico internista - Jesús, soy tu primo Antonio mira tengo la tensión alta ¿que hago? su respuesta fue clara y concisa; - pierde peso y empieza a moverte pero desde... ¡ya! -

En este punto comentar que no hacia deporte desde que abandoné el tenis y finalicé tercero de BUP con sus clases de educación física. De forma ocasional habia practicado el squash, la vela ligera, el aerobic y como última actividad la esgrima en el Puerto de Santa María hasta que se cerró la sala. Mis antecedentes deportivos no eran la envidia de nadie.