DIARIO DE UN TRIGLOBERO

martes, 27 de abril de 2010

Ejercicio cardiovascular por un tubo

El gimnasio de mi cuñao es de lo mas moderno, cada uno de los usuarios disponemos de una tarjeta con microchip que tiene cargado el programa de entrenamiento personalizado, llegas te colocas el pulsómetro, introduces la tarjeta en el ordenador y el aparatito te dice el "menú" del dia. 1º Elíptica, 2º cinta de correr, 3º bicicleta, 4º subir escaleras ... en función del nivel de cada uno el sistema otorga unos niveles mínimos y máximos de pulsaciones dentro de los cuales se debe trabajar, si los superas, la máquina regula la intensidad (velocidad, fuerza) para que vuelvas a los niveles adecuados, esto garantiza que no te pegues un buen susto con un entrenamiento mas fuerte de lo debido con las consecuencias que pudiera acarrear.

Pues en esas me vi durante 2 meses y medio concretamente desde mediados de marzo de 2009 hasta finales de mayo de ese mismo año. La evolución era cada vez mas evidente y sobre todo en la cinta de correr donde ya al menos aguantaba 20 minutos con esfuerzo pero llegaba a completar el entrenamiento. En estos dos meses conseguí bajar de los 91,5 kgs a aproximadamente 87 sin esmerarme en la alimentación, pero aún habia dias que tomaba Enalapril para tener la tensión a raya, no me faltaba la pastillita ni en casa ni en mi mesa de despacho.

Me llevé algunos chascos cuando creyendo que mi mejoria de la condición física estaba ya en números positivos, llegaba a casa me tomaba la tensión y ¡toma! otra vez la mínima en 9 o 10,
desesperante y eso que ya habia eliminado el café, las comidas picantes y cualquier otra cosa que pudiera darme algunos sustos con la dichosa tensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario