DIARIO DE UN TRIGLOBERO

lunes, 26 de abril de 2010

Los antecedentes... ¡Antonio, tienes la tensión alta!

Tras un año desde que comencé a hacer deporte, he decidido escribir este blog con la intención por un lado de recordar personalmente mi evolución y de otra parte para que cualquiera que como yo esté empezando a practicar natación, ciclismo y running pueda quizá verse reflejado en mi propia experiencia. Confio en ser lo suficientemente explicito en mis observaciones como divertido en la forma.

Pues con el título de este post empezó todo, una mañana de marzo del 2008 desayunando en la Tertulia, bar de mi amigo Pedro Incierte donde nos enfrentábamos a la "tostá" con zurrapa de lomo todos los dias... llevaba ya varios dias con dolor de cabeza, y un amigo médico que acostumbra a desayunar con nosotros me sugirió que me tomara la tensión y para mi sorpresa tras acudir a la farmacia de enfrente... 14 - 10 ¡vaya tela! la verdad es que no me sorprendió demasiado como a continuación contaré. Mi primera ocurrencia fue llamar a un primo mio médico internista - Jesús, soy tu primo Antonio mira tengo la tensión alta ¿que hago? su respuesta fue clara y concisa; - pierde peso y empieza a moverte pero desde... ¡ya! -

En este punto comentar que no hacia deporte desde que abandoné el tenis y finalicé tercero de BUP con sus clases de educación física. De forma ocasional habia practicado el squash, la vela ligera, el aerobic y como última actividad la esgrima en el Puerto de Santa María hasta que se cerró la sala. Mis antecedentes deportivos no eran la envidia de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario