DIARIO DE UN TRIGLOBERO

miércoles, 28 de abril de 2010

Manejando la "espada"

Sergio quedó en venir a casa a las 8 de la mañana de un frio dia de enero, ¡la leche es de noche! es lo que pensé, pero ahí llegó, puntual. Salimos de casa dirección carretera de Trebujena, era la primera vez en mi vida que me montaba en una "bici de carreras" iba haciendo equilibrios para no caerme, la posición del cuerpo, el grosor de las ruedas, la rigidez del cuadro, todo era extraño para mi, el sillín famoso de los 170 grs, pensé que aquello no era para mi. Sergio me pegaba voces: ¡Cuñao dale! a lo que yo respondia... ¡picha que me caigo! asi fuimos hasta la via de servicio de la autovia a Sanlucar. Llegado a ese punto, mi cuñado se marchó ya que tenia que dar una clase de Bike Control en el Spa a las 10 de la mañana. Me quedé solo y decidí tirar para casa completamente acojonado ya que la bici me llevaba a mi, que mal lo pasé.

La carrera a pié intenté retomarla el dia de Año Nuevo en la Barrosa pero tuve que dejarlo a los 15 minutos, otra vez las molestias en la rodilla derecha. Decido dejarlo para más adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario