DIARIO DE UN TRIGLOBERO

lunes, 19 de septiembre de 2011

Crónica del Andalucia Desafio Doñana 2011

Creo que la mayoría de los que practican este deporte del Triatlón y sobre todo de la Larga Distancia, provienen  de diferentes deportes y  en especial de cualquiera de las tres disciplinas que lo integran ciclismo, atletismo o natación. En mi caso, yo provengo del deporte del "sofá" actividad que he realizado durante 38 años y medio de mi vida hasta marzo de 2009 que empecé a ir al gimnasio y a correr en cinta. En 2010 corri mi primer triatlón sprint y ahora un año y medio después el Andalucía Desafio Doñana, mi especial  "alternativa" en el mundo del triatlón. Un larga distancia que asusta hasta a triatletas con mucho recorrido.

Para afrontarlo me "curré" 10 semanas de preparación específica sumando casi 2.300 kms entre los tres deportes y llegando a las 14 horas semanales de entrenamiento y con este curriculum me coloqué en la linea de salida el pasado sábado dia 17 de septiembre, y ahí comienza la crónica, bueno unas horas antes...

La noche previa a la prueba no pude pegar ojo, la adrenalina me salia por las orejas y el sueño difícil de conciliar, 3.30 hras fue lo que pude dormir y esto para mi era un mal presagio, mucho tiempo preparando esto y ...¡ Antoñito, Antoñito, te vas a ir la "madre de todas las batallas" sin descansar lo suficiente, ay mama mia!!!. Mis hermanos Alvaro ex-triatleta y José Maria me recogieron en casa para llevarme para Sanlúcar, alli todo preparado en los boxes, los nervios a flor de piel y a las 8.00 se da la salida neutralizada por las calles de la localidad hasta entrar en en la carretera de Trebujena donde se da bandera verde.

El sector ciclista.

La salida neutralizada marchaba a 35 kms/h un anticipo de lo que se avecinaba. A los 7 kms ya en la carretera del Calvario la velocidad aumenta a 47 - 48 kms/h y en un despiste me quedo cortado en el km 20 ¡no me lo puedo creer! ya cortado del pelotón!! mi ánimo se vino al suelo porque llegué a pensar que estaba cerrando la carrera y que me quedaban 150 kms por delante en solitario. Mi cuñado Sergio se percató y tiró de mi hasta que un pelotón de unos 40 triatletas nos caza y nos unimos, ¡menos mal! entramos en Morabita y Sergio y yo tomamos la cabeza para dirigir en la carretera-trampa al grupo. Conseguimos salir todos sin pinchar pero el paisaje desolador triatletas pinchados cada 100 mts unos 20  pude contar, Morabita se cobró su peaje.

Hasta unos 6 kms de Arcos estuvimos rodando en pelotón y lo soltamos para "mear" bueno Sergio y Quino porque a mi no me salia ni gota. Seguimos hasta entrar en Arcos a una media de 35 kms/h y con parciales de kms a 54 kms/h!! en Arcos comienza la subida por el Arco de Matrera, una subida de 1 km empedrada, de calles recortadas con una pendiente media del 16% y rampas del 23%. La estrategia ya la habia preparado con antelación, subir a riñon y con todo metido desde abajo. La subida agónica adelantando a triatletas que habian puesto pie en tierra y pegando gritos de esfuerzo en los últimos metros, tras coronar, un descenso por las calles de Arcos vacio de piernas.

Los kilómetros siguientes en pelotón por reagrupamiento a la salida de la localidad serrana, son muy rápidos hasta la Junta de los Rios, marcando velocidades máximas de 60 kms/h. Al pasar Torrecera una molestia en isquios de la pierna derecha empieza ir a peor y el dolor se agrava al aumentar desarrollo y esto me preocupa, afortunadamente al pasar el Puerto de Santa Maria, km 140, la molestia desaparece aparentemente. Al llegar a la Base de Rota (km 152) un fuerte calambre en los cuadriceps de la pierna derecha me obliga  a parar de dolor, pero al minuto desaparece, pero ya me he quedado descolgado del grupo, afortunadamente y nuevamente mi cuñado "al quite" tira de mi hasta llegar a Sanlúcar. Tiempo total: 5 horas 47 minutos y 177 kms recorridos a una media de 30,6 kms/h



T1 (Transición a la natación) + Natación + T2 (Transición a carrera a pie)



Tras dejar la bici (odiándola) me quito la ropa de ciclismo, meada, y me enfundo con trabajo el neopreno, gafas de natación, gorro y corriendo para el agua empleado 10 minutos. Como anécdota decir que salí corriendo al agua con las gafas de ciclismo puestas, mi cuñao me ve y me avisa. En la playa la familia con Esther y los niños, un instante para una foto y al "agua pato". Mi hermano Alvaro estaba preparado con su Kayak y nos fue avisando de la fuerte corriente y marcando el recorrido. Hubo triatletas que la corriente los estrelló contra el pantalán del Real Fernando y algunos los derivo a Doñana 2 kms mas allá de la puerta de control para la transición (T2). Afortunadamente el temor que tenia a los calambres no se hizo realidad, de cualquier forma no bateé las piernas para evitarlo.Salimos a unos 150 mts de la T2, ¡perfecto!. Me quité el neopreno en la playa y corriendo hasta la T2 donde me calcé, gorra, música, crema protectora y a correr ...

Carrera a pie



La carrera a pie la inicio con mi cuñado Sergio que impone un ritmo algo mas elevado de lo que yo podia ir, y las pulsaciones me suben a 154 ppm que me advierte de que asi no voy por buen camino. A los 3 kms le digo a Sergio que tiré para adelante que yo voy a buscar mi ritmo y lo encuentro en 6 min/km. Por delante tenia 30 kms de playa infinita y virgen, una carrera hacia un infinito. La marea baja facilita el correr y el viento pega de costado sin ser molesto. Adelanto a algunos triatletas pero otro mas me adelantan a mi, pero ya he metido la directa a Matalascañas. En el km 15 - 16 la marea ya está alta y obliga a correr por la arena blanda  y aquí comienza el martirio. Llevaba un ritmo que me permitiría alcanzar la meta en 9,20 horas, parando solo en los avituallamientos cada 3 kms (agua + isotónico + naranja/plátano) pero mi gozo en un pozo, tuve que empezar a intercalar carrera con tramos andando por la dificultad del correr, asi los kilómetros pasaban lentamente y Matalascañas que divisas al fondo parece no llegar nunca. Al dolor de cuadriceps se le une un dolor muscular en el dorsal izquierdo que desaparece a los kilómetros. Una rubia espectacular en top-less (todo el mundo la vió) me alegró la vista, la civilización estaba cerca! el bellísimo desierto de las playas de Doñana se acababa, entrada en la playa de Matalascañas y al paseo marítimo, solo falta 1.500 mts, contento, pletórico de correr sobre superficie dura y sabiéndome ganador, habia derrotado al esfuerzo, al límite, al sufrimiento a la mente, sonriente y con los pulgares de las manos levantados entré en meta. 10 horas y 14 minutos despúes y 204 kms recorridos el Desafio era mio!

La medalla me la colocó Esther al cruzar la meta.

Finisher Andalucia Desafio Doñana 2011



Video Resumen del Desafio Doñana 2011

3 comentarios:

  1. Mi más sincera enhorabuena! Me parece increible que en menos de 2 años hayas pasado del sofa a completar una prueba como está. Impresionante, vaya coraje y vaya fuerza de voluntad. De veras, felicidades!!!
    Que tengas buena recuperación.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabueno Antonio, debio de ser muy duro pero reconfortable al final, la prueba tiene mas valor si cabe con el paso de los dias verdad?
    De nuevo mis mas sinceras felicitaciones, lo que has hecho no esta al alcance de todos.

    ResponderEliminar
  3. Con el ajetreo del Ironman y el trasbajo acumulado a la vuelta de las minivacaciones ni tuve tiempo de felicitarte ni devolverte la llamada. Muchas felicidades y enhorabuena. Cuanto más se sufre, más sabrosa es la victoria.

    ResponderEliminar