DIARIO DE UN TRIGLOBERO

domingo, 3 de abril de 2011

ICAN Marbella ¡Aguita fresquita para el body!

6.15 de la mañana y suena el despertador, el dia D ha llegado, rapidamente me pongo el mono de triatlón del Spa Club Jerez, cojo la bolsa ICAN Street que nos dieron al recoger los dorsales, meto todo lo que debo llevar... repaso mental ... gafas de nadar, gorro oficial, microchip, neopreno, tapones de oidos ... está todo pues nos vamos, go, go, go ! a la habitación de mis compañeros del equipo, Lole y Pepito .... go, go, go ! son las 6.55 am y tenemos que darnos prisa el box cierra a las 7.30 y tenemos que llegar a Puerto Banús donde será el sector de natación.

Salida, en primera linea los "pro". foto obtenida en Picasa web



Cuando llegamos a la cita era completamente de noche, nos situamos en las perchas de entrada al recinto cerrado, nuestro dorsal el 391, alli dejamos las bolsas denominadas "street" y "run" la bolsa oficial "bike" ya la dejamos en el control el sábado por la tarde tras el control de los jueces de la bici y el casco. Comienzo el ritual triatlético de ponerme el neopreno y untarme de vaselina el cuello en cantidades industriales para prevenir quemaduras. A estas son ya las 07:40 hras, ya solo faltan 20 minutos para la salida. Me marcho para la playa junto con los 400 triatletas que van a tomar la salida, al pisar la arena húmeda de la playa ya percibo lo fresquita que va a estar el "líquido elemento", nos agrupamos tras la primera linea de "pros" entre los que se encuentra el ex-campeon del mundo de larga distancia y varias veces ganador del IronMan de Hawaii, Eneko Llanos. El recorrido consiste en dos vueltas a un circuito de boyas que dan la distancia de los 1.9 kms del sector, obligando a salir a la orilla entre dos banderolas para volver a entrar al agua para la segunda vuelta.


En el agua. Foto obtenida en Picasa web

Las 08:00 hras y la salida se da puntual casi en oscuridad porque todavia no hay luz suficiente como para decir que es de dia. Los primeros 100 metros criminales, el pulso acelerado por los primeros compases de la prueba, mas el tráfico de triatletas que obliga a estar atento para evitar golpes y patadas en estos primeros compases y el agua fria, fria, fria. Tras estos primeros 100 metros el cuerpo empieza a aclimatarse a la temperatura, la carrera se estira lo que facilita encontrar el espacio y las pulsaciones se estabilizan, toca ya poner la directa a la primera boya a velocidad de crucero, me encuentro fenomenal y hago el primer 1000 en 18 minutos y al salir del agua para volver a entrar me paran los jueces junto con otros triatletas que compiten en relevos, me quedo sorprendido porque no entiendo nada de nada y me dicen que me penalizan con 5 minutos ya que deberia haber salido al final de todo junto con el resto de los relevistas. Esto en mi opinión fue debido a un error de la organización que no avisó en ningún momento y penalizó casi al 50% de los equipos de relevos. Todo quedó en 5 minutos porque escuché que quería incluso descalificarnos. El juez con cronometro en mano me da la orden de seguir y entro en el agua otra vez como una moto para finalizar los 1.9 en 38 minutos mas los 5 de penalización. Salgo muy bien sin estar agotado y le doy el microchip a Lole que sale flechado a por el sector de ciclismo, 90 kms por la A7 dirección Estepona. Finaliza Pepe Llanes los 21 kms de carrera a pie y obtenemos un tiempo final de 5 horas 2 minutos que no están nada mal. El ganador de la prueba Eneko Llanos con 4 horas peladas y entrando en meta 5 minutos por delante de su perseguidor y como si nada. ¡De otro mundo!



Por mi parte estoy contento de mi papel en el equipo, quedandome con las ganas de haberme montado en la bici o bien correr el último sector. El año que viene volveré si Dios quiere pero en esta ocasión para enfrentarme solito al 1/2 IronMan, otro reto mas para la "buchaca"