DIARIO DE UN TRIGLOBERO

lunes, 23 de mayo de 2011

De niño a triatleta y otra vez niño

Otra vez en el avión volando para Roma y nuevamente el aburrimiento me lleva a aprovechar el tiempo en en escribir en el blog con la aplicación para el iPhone. Esta semana es una semana especial, a la posibilidad de correr por la Ciudad Eterna, se le une que el jueves 26 cumplo 41 tacos, casi ná, y al igual que el pasado año lo celebré corriendo mi primer triatlón, este año lo será participando en la I Carrera de Montaña de Ubrique, 16 kms de campo a través con 2.800 mts de desnivel acumulado, casi ña! Un buen comienzo para los 41!!!! Cada vez me importa menos esto de cumplir primaveras porque con el triatlón la sensación de edad es inversamente proporcional a la edad cumplida. Hace ya casi 3 años que decidí buscar las sensaciones de cuando era niño, corriendo a todos lados, entrenando natación y waterpolo en el Club Nazaret con Manolo Mestre o bien montando la Peugeot amarilla que me trajeron los Reyes Magos. El Triatlón me ha devuelto a la actividad "deportiva de la niñez" cuando todos los niños éramos triatletas. En esta ocasión con la carrera de Montaña por la Sierra de Ubrique me transportará a la adolescencia y a mis años en los Scouts de El Pilar cuando "pateábamos" toda la Sierra fin de semana si fin de semana no.


La carrera me impone respeto, pero mi objetivo será acabarla y sin lesiones. Siempre listos!

Entreno de Trail Running preparando la carrera de montaña