DIARIO DE UN TRIGLOBERO

lunes, 27 de junio de 2011

Infinita Trail: Infinitamente divertido

La Infinita Trail ha sido mi segunda carrera de montaña tras la  de Ubrique - Benaocaz. La organización ofrecia a los participantes la posibilidad de elegir diferentes modalidades. Graza Trail con 13 k, Alkornok 29 K , la maratón 42 K y para los más "jartibles" la Ultra, 42 k + vueltas a un bucle de 5 K hasta las 04.00 am. En mi caso elegí la Alkornoc que aunque fuera una modalidad de marcha saldría a hacerla corriendo. La distancia para mi suficiente para no acabar demasiado reventado y dejando para otra ocasión atreverme con los 42 K de montaña. El recorrido saliendo de Cortes de la Frontera se adentra por el Parque Natural de los Alcornocales con 29K de distancia (33,01 según mi GPS) y un desnivel positivo de 1.089 mts.

La salida a la Infinita Trail


El material específico que utilizaría lo probé anteriormente en algunas salidas quedando como sigue. Zapatillas trail New Balance, pantorrilleras, mochila de trail, gorra y gafas de sol. Añadí dos geles, el iphone y la bolsa de hidratación con isotónico. Aparte de todo esto, la tarde anterior a la prueba recibí un boletín informativo en el que se señalaba la obligación de portar un frontal y algo de abrigo para poder tomar la salida, asi que el mismo sábado por la mañana en Decathlon compré el frontal y un cortavientos de tan solo 180 grs que incorporé a la mochila. Lo del frontal es gracioso porque según mi estimación de tiempo pensé que no lo utilizaria porque creia que terminaría la prueba antes de anochecer y claro, craso error!






La temperatura que yo esperaba muy alta para el dia y hora de la prueba 18.00 hras, acabó siendo de tan solo 27º y bajando a medida que nos adentramos en los Alcornocales.  La salida desde el campo de fútbol de Cortes puntual a las 18.00 hras tras un pequeño "briefing", el perfil de los participantes muy diferente a lo habitual a las carreras urbanas, con mas edad, entre 35 y 55 años principalmente, y ataviados para la ocasión de forma igualmente diferente a los eventos puramente atléticos, gorras, mochilas, rastrojeras y mochilas eran habituales entre los participantes.

En el cortafuegos


En esta ocasión se encontraba un buen amigo bloguero Charlie el triatleta sin fronteras con el que iba a realizar toda la prueba. La estrategia de carrera seria la de correr siempre en ligeros ascensos, llanos y bajadas y marchar en ascensos duros y/o tramos muy técnicos conteniendo en todo momento las pulsaciones y la previsión de carrera 3.30 hras. Tras la salida, los primeros 500 mts descendentes para comenzar los dos siguientes en ascenso por una vereda pedregosa a la que seguiría un campo a través de 5 kms en descenso hasta alcanzar en el km 9,5 el primer avituallamiento (isotónico, agua, naranjas y sandia) en este punto, me estaba esperando mi mujer para animar. La parada nos llevó 5 minutos al menos. A partir de este punto comienza la mayor subida de la prueba hasta el km 15, primero cruzando una zona espectacular de helechos, pisadas de venados y bosque apretado para  luego coger un cortafuegos interminable que nos llevaría hasta los 850 mts de altura donde se encontraba el segundo avituallamiento. Parada y atracón de agua, isotónico, muesli, sandia y naranjas, un auténtico homenaje que hizo que los siguientes  kilómetros  me encontrara bastante pesado. 

Helechos gigantes en pleno parque


Empieza una bajada por una pista de varios kms donde el ritmo si que se parece mas a una carrera urbana a 5,25 5,37 min/km donde pudimos meter tiempo. La bajada continuaba pero ya por carril de saca de corcho hasta llegar al 3er avituallamiento en el km 22 mas o menos, cansado de una hora de bajada continua. Ya tan solo quedan 9 kms para la meta, subiendo y bajando alternamos carrera con marcha.  En el km 28 encendimos los frontales junto con un tercer participante, José Manuel de Vélez - Málaga que ya nos acompañaría a Charlie y a mi hasta entrar en meta. Los últimos 3 kms se hacen interminables debido a una bajada técnica alumbrados con los frontales. Los últimos 500 mts con una fuerte rampa los hicimos corriendo para hacer la entrada triunfal en meta. 4 hras 48 min y 33,01 kms de recorrido.

La llegada con Charlie y Jose Manuel de Vélez-Málaga



Concluyo diciendo que me encantan estas carreras de montaña, tienen su punto de sorpresa y aventura junto con un escenario natural, en la que los tiempos es lo de menos y lo importante es dosificar los esfuerzos. Felicitar a la organización por el gran trabajo realizado, le auguro que esta será una prueba que se consolidará en próximas ediciones. Chapeau!!! La siguiente me atreveré con  la maratón 42, id apuntándome chicos!!